12 de Diciembre del 2018
ANTONIA SUANEZ POVEDA Y EL DIFÍCIL CAMINO DE UN CORAZÓN ÚNICO
ENERO
12
La estudiante de la escuela Villa Las Nieves nació con una cardiopatía compleja y en marzo debe viajar a Estados Unidos para acceder a una operación que no se realiza en Chile
Antonia Suanez Poveda tiene seis años y pasó a primero básico de la Escuela Villa Las Nieves. A los dos meses de vida fue diagnosticada con una cardiopatía congénita compleja, denominada Atresia pulmonar con CIV (Comunicación Interventricular) colaterales aortopulmonares y una inversión ventricular, por lo que sus padres han dado una fuerte lucha para tratar de que su vida se desenvuelva dentro de los parámetros de mayor normalidad. Su caso ha sido catalogado como “casi único” por los médicos, sin embargo nuestro país no cuenta con los recursos científicos para poder realizar una operación que le permita vivir mejor.

Actualmente, Antonia no puede realizar actividades físicas propias de su edad, lo que ha conllevado una serie de alteraciones en sus rutinas y las de su familia. Su madre, Macarena Poveda Soto, explicó que las cardiopatías congénitas están consideradas dentro del Auge, por lo que la niña ha sido atendida por el sistema de salud pública, pero en Chile no hay posibilidad de realizar una cirugía. Eso empujó a su familia a buscar alternativas en el extranjero, hasta encontrar la opción de llevarla al hospital de Estados Unidos Boston Children’s, donde en marzo próximo será sometida a una operación de unifocalización de las colaterales, que será realizada por el médico chileno Pedro del Nido.

El costo de la operación, está estimado en 50 millones, lo que no contempla las cuatro semanas de residencia que deberán costear sus padres en el período post operatorio, junto con cualquier imponderable que pudiera surgir, por lo que han habilitado una cuenta de ahorro a nombre de Antonia Suanez Poveda en el Banco Estado, cuyo número es 91 96 46 48 447, a la que se pueden realizar aportes solidarios.

Macarena Poveda Soto expresó: “Este es un camino largo y difícil, pero nosotros como padres nunca hemos perdido la esperanza, la primera operación le ayudará a tener una mejor calidad de vida y si se van dando los resultados esperados se podría seguir con la corrección anatómica, estamos hablando de tres o cuatro cirugías más. Este es el primer paso que estamos dando y sabemos que tenemos que dar la lucha, pero esta cirugía es muy importante para que ella se recupere y el día de mañana pueda tener una vida normal, tener un poquito más de actividad física, desarrollar más su cuerpo y comenzar a aprovechar los nutrientes que consume”.

Al ser consultada por la forma en que se ha organizado la familia para costear el proceso de vida de la estudiante, Macarena explicó que ella posee un emprendimiento denominado “Tejidos Antonia”, por el cual trabaja en su casa y en algunas oportunidades ha realizado actividades de beneficio que han contado con el apoyo de muchas voluntades. Su marido posee un trabajo estable en una empresa de Magallanes y representa el ingreso más fuerte del hogar, sin embargo la alimentación de la niña, es una de las inversiones más importantes del hogar, puesto que ella debe consumir el doble de nutrientes que otros niños.

Compartir