12 de Diciembre del 2018
DIRECTOR DE ESCUELA MANUEL BULNES FORMÓ PARTE DE EXPEDICIÓN ANTÁRTICA ESCOLAR
DICIEMBRE
16
Organizada por el Instituto Antártico Chileno
Hugo Mancilla Ruiz, director de la escuela Manuel Bulnes fue invitado especial en la XIII Expedición Antártica Escolar organizada por el Instituto Antártico Chileno (INACH), que se realizó entre los días 12 y 13 de diciembre. El viaje de carácter científico estuvo compuesto por los equipos ganadores de la última Feria Antártica Escolar, entre los cuales contaban estudiantes y docentes de Iquique, Coquimbo, Conchalí, Rancagua y Estados Unidos.

El director Mancilla manifestó que en principio fue una grata sorpresa recibir la llamada del director del INACH para invitarle a participar en la expedición, considerando que la escuela Manuel Bulnes es la primera en Chile con sello Antártico. En tanto señaló que, si bien, el viaje se había programado para cuatro días, el frente de mal tiempo obligó a adelantar la fecha y reducir el tiempo de permanencia.

Asimismo, explicó que la delegación fue recibida en la base Escudero del INACH, prosiguiendo con una visita al buque científico español Sarmiento de Gamboa que cuenta con laboratorios de última generación. Posteriormente se realizó una caminata hacia la iglesia ortodoxa rusa, para luego participar en una charla dirigida por Alejo Contreras, experto en montaña y piloto, quien brindó a las y los visitantes un viaje imaginario por el territorio antártico.

Sobre el relato de Contreras, el director Mancilla indicó: “Él ha viajado hasta el Polo Sur en esquí y es impresionante conocer algunos detalles de sus travesías. Por ejemplo, el saber que entierran los aviones bajo la nieve para poder contar con ellos en la próxima temporada. Además existen las pistas de hielo azul (glaciar) y como los pilotos no cuentan con puntos de referencia, hay personas que los guían con espejos desde la superficie terrestre”.

La expedición continuó la segunda jornada desde muy temprano con una visita a la base Ortigas de Uruguay, distante a 04 kilómetros de la base Escudero para luego realizar una visita a la pared del glaciar Collins. Desde ese punto, un grupo de la delegación retornó en oruga y el otro lo hizo en bote inflable (zodiac), siendo esta última la opción asignada a Hugo Mancilla. El grupo tuvo que dejar el territorio antártico rápidamente, pues de lo contrario no podría haber salido en meses.

Con respecto a esta experiencia, Hugo Mancilla indicó: “Tiene mucho sentido este viaje, sobre todo considerando que en nuestra escuela un grupo de diez profesores realizamos un diplomado en Asuntos Antárticos dictado por la Universidad de Magallanes. Por lo tanto, fue posible constatar en la práctica todo lo que vimos en teoría”. Finalmente, destacó el espíritu de colaboración que se vive en la Antártica, donde todas las personas comparten conocimiento y experiencias sobre el continente blanco.
Compartir