15 de Diciembre del 2018
LICEO SARA BRAUN RESTAURÓ BIENES MUEBLES DEL PABELLÓN GABRIELA MISTRAL
NOVIEMBRE
18
Con financiamiento del Fondo Patrimonio Cultural Material del Consejo Nacional de la Cultura
En una ceremonia realizada en el hall del Liceo Sara Braun se inauguró la nueva etapa del pabellón Gabriela Mistral que hoy cuenta con sus bienes muebles completamente restaurados y a disposición de la comunidad. La iniciativa fue posible gracias al financiamiento del Fondo Patrimonio Cultural Material del Consejo Nacional de la Cultura, por un monto de $ 4.200.000 y cuyo restaurador fue el artista José Martínez.

En el marco de la ceremonia, la directora del establecimiento, Marlen Soto Coligiones, expresó: “Es una tremenda responsabilidad que a casi cien años de tener a Gabriela Mistral en nuestro establecimiento estemos en el punto de partida, con problemáticas de educación como la matrícula. Inaugurar este museo significa para nosotros colocar los cimientos desde los cuales rescatamos el legado pedagógico de Gabriela Mistral. Esto nos inspira y nos invita a entregar esa enseñanza a nuestros estudiantes, sobre todo a quienes más lo necesitan, porque Gabriela vino a trabajar con las esposas de los obreros y los sectores más desposeídos”. En tanto la directiva destinó palabras de agradecimiento para quienes hicieron posible el proyecto desde sus inicios.

Por su parte, el profesor Ernesto Fernández de Cabo Arriado recordó que el 15 de noviembre de 1945 Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, más conocida como Gabriela Mistral, recibió la noticia de su nombramiento para recibir el Premio Nobel de Literatura, que otorga la academia sueca. Asimismo, recordó que la insigne poetiza y profesora vino a Punta Arenas con un doble propósito, por un lado, chilenizar el territorio y por el otro, poner orden en el establecimiento que por entonces se denominaba Liceo de Niñas y que constituía uno de los 44 liceos fiscales distribuidos en el territorio chileno. Junto con ello, destacó que su llegada tuvo un impacto positivo en el colegio, ya que logró duplicar su matrícula, junto a una serie de medidas de innovación.

El docente del Museo Regional de Magallanes, Dusan Martinovic, explicó que la importancia del mobiliario que fue restaurado es que formó parte de la vida cotidiana de Gabriela Mistral, ya que: “No todas las cosas antiguas son importantes o pasan a la historia, sino que esto ocurre cuando se relacionan con una persona, ya que se humanizan”, aclaró. De ese modo citó el ejemplo de una de las sillas presentes en el pabellón, que sería la misma que aparece en uno de los retratos de la poetiza. En tanto enfatizó en la importancia de que este monumento histórico nacional sea visibilizado por toda la comunidad.

El artista José Martínez, por su parte expresó: “Lo único que duele un poco es que hay que esperar cien años para el recambio, pero lo que más vale es haberlo hecho y que tenga continuidad”. Además señaló que la data de los muebles es de 1905, lo que coincide prácticamente con la inauguración del colegio, explicando que la fecha de manufactura está presente en la memoria que los muebles arrastran, ya sea por la huella del ebanista que los hizo o de la fábrica que los realizó. En este sentido se refirió a un espejo que contiene un sello en su parte posterior, donde se indica que es un roble proveniente de los bosques de Chicago en 1905.

Unas de las peculiaridades del conjunto de muebles del pabellón Gabriela Mistral es que ninguno está construido con la misma madera, hay ejemplares confeccionados con eucaliptos, encinas y roble americano, según lo comentado por el restaurador y algunas sillas poseen una técnica de enjuncado que prácticamente se perdió en el tiempo. Al respecto, Martínez indicó que es importante realizar una mantención periódica de los muebles, porque con el tiempo se deterioran, en tanto expresó: “Para qué les digo cómo me siento: totalmente satisfecho. Es como justificar el estar en Magallanes. Es uno de los acontecimientos más importantes que me han pasado en la práctica de mi oficio, por lo que significa, por haber tenido la oportunidad de hacerlo y también pasar a la historia”.

En el acto se contó con la impecable presentación de la Banda Instrumental del Liceo Sara Braun, dirigida por el profesor de música Arturo Rodríguez.
Compartir