11 de Diciembre del 2018
SECRETARIA GENERAL DE LA CORMUPA SE REUNIÓ CON OBISPO DE PUNTA ARENAS
JULIO
06
Además participaron jefes de direcciones de la Administración Central
Durante el martes 05 de julio del año en curso, la secretaria general de la Corporación Municipal de Punta Arenas para la Educación, Salud y Atención al Menor, Cristina Susi Garrido junto a jefes de direcciones de la Administración Central de la entidad, se reunió con el obispo de la ciudad de Punta Arenas, Bernardo Bastres Florence.

En la cita, las y los participantes analizaron temas coyunturales y compartieron experiencias acerca de los distintos modelos educativos que se conocen en la actualidad, el sustento económico de estos y las distintas realidades con las que debe convivir cada sistema, además de reflexionar acerca de las denuncias que han afectado a funcionarias y funcionarios de la Cormupa y que han gatillado un continuo e infundado descrédito a dichos trabajadores.

La conversación también incluyó la manifestación verbal y concreta de la Corporación Municipal de Punta Arenas de su más absoluta disposición para iniciar debates de temas valóricos y éticos en todas las áreas dependientes de la institución y, por consiguiente, en sus respectivas dependencias, siendo estos diálogos amplios y representativos.

Al respecto, la secretaria general de la Corporación Municipal de Punta Arenas, Cristina Susi Garrido manifestó: “El diálogo con el obispo Bastres se caracterizó por su franqueza y honestidad. Conversamos de la coyuntura de manera respetuosa, respetándonos muchas veces en la diferencia, pero, además, coincidiendo en el tratamiento de varios tópicos”. Asimismo, indicó: “El obispo Bastres se mostró muy empático y entendió que la nuestra, en muchos casos, es una problemática de arrastre. Nuestra tarea es titánica y la hacemos con la máxima de las disposiciones, más allá de que contamos con muchísimas limitaciones”.

Por otra parte, el obispo de Punta Arenas, manifestó: “Tienen razón las y los funcionarios de la Corporación que entienden que la educación y la salud deben ser derechos garantizados por el Estado en un contexto de justicia e igualdad. Las corporaciones municipales, terminaron siendo el parche curita de un modelo proclive a debilitar a las instituciones y fortalecer lo privado y en ese contexto el accionar de ellas es bastante peregrino”, posteriormente el prelado empatizó con los funcionarios de la Corporación Municipal de Punta Arenas y manifestó: “La culpa no es de la gente que trabaja en la institución, el mal momento de la educación y la salud en Chile tiene que ver con políticas equivocadas y elección y concepción del mercado como solución de todo, siendo esta mirada de la sociedad, el fruto de la instalación de un modelo insensible y rapaz, del que las corporaciones municipales son las víctimas”.

Compartir