17 de Diciembre del 2018
ESCUELA PADRE ALBERTO HURTADO REALIZÓ MAGNÍFICA VELADA DE ANIVERSARIO EN EL TEATRO MUNICIPAL
AGOSTO
24
La propuesta artística se contextualizó en los 400 años de la obra de Miguel de Cervantes
Con un despliegue artístico espléndido y a sala completa, la Escuela Padre Alberto Hurtado celebró su vigésimo aniversario en el Teatro Municipal de Punta Arenas el pasado 21 de agosto. La propuesta se contextualizó en los 400 años de la obra de Miguel de Cervantes, recreando las venturas y desventuras del Quijote de la Mancha.

La obertura de la velada estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica del establecimiento, que presentó “El hombre de La Mancha”, prosiguiendo con un saludo de la directora, Hilda Cárcamo. A continuación hizo aparición un actor que personificaba a Miguel de Cervantes, lo que fue proseguido por la orquesta y coro del establecimiento que ejecutaron “Yo soy yo” de la obra El hombre de La Mancha, al tiempo que los personajes del Quijote y Sancho Panza se hacían presentes en escena. El bloque concluyó con un número de danza del Taller de Gimnasia Rítmica.

El acto se organizó en un total de 5 escenas perfectamente logradas, lo que involucró el despliegue de toda la comunidad educativa, sumando la participación del taller de Folklore, estudiantes de 2do básico quienes ejecutaron “La danza de las ninfas”, la banda de guerra de la escuela, alumnas de 6to básico que participan en el taller de Teatro, quienes ejecutaron “La danza de las labradoras”, estudiantes de prebásica que ejecutaron “La danza de las doncellas” y la presentación del “Vals de Dulcinea” a cargo de la orquesta sinfónica.

La obra concluyó con la presentación de la canción “El sueño imposible”, ejecutada por el Coro de la Escuela Padre Alberto Hurtado que dirige el profesor de Educación Musical, Joshua Obilinovic, con el profesor Cristián Mansilla en el teclado y la Orquesta Sinfónica del establecimiento, cuyos directores son Luis Ormeño y Víctor Fuentealba. En los últimos acordes del tema, subieron al escenario todos los personajes que habían desfilado en el desarrollo de la obra, incluidos el Quijote de la Mancha, Sancho Panza y el propio Miguel de Cervantes, ubicado al centro de las tablas, quien ofreció al público las prendas que hicieron de Don Quijote un personaje inmortal: “el valor, la valentía, la firmeza y el amor”. Lo que recibió la ovación cerrada del público.
Compartir