11 de Diciembre del 2018
LICEO INDUSTRIAL ARMANDO QUEZADA ACHARÁN CUMPLE 75 AÑOS AL SERVICIO DE LA EDUCACIÓN
JUNIO
05
La comunidad educativa llevará a cabo un nutrido programa de actividades
El liceo Industrial Armando Quezada Acharán se encuentra celebrando 75 años de servicio a la comunidad, mediante un programa de actividades artísticas, deportivas y recreativas. Los festejos comenzaron con la ornamentación de las salas de clases el pasado 28 de mayo, en tanto que el 31 de mayo a las 18.00 se efectuó una corrida nocturna. El lunes 01 de junio se realizó el tradicional desayuno de aniversario en todos los cursos, para luego proceder a una mañana recreativa, culminando la jornada con un acto de instalación de placas en memoria de funcionarios fallecidos y una romería al Cementerio Municipal de Punta Arenas.

Entre el 08 y el 12 de junio se ha programado la realización del concurso literario denominado Cuentos para Carlitos en homenaje a Carlos Alvarado Ojeda, quien fuera el encargado de la Biblioteca y Centro de Recursos para el Aprendizaje, desde sus inicios. El 30 de junio a las 19 horas se llevará a cabo una velada artístico musical. La fiesta de gala estudiantil se efectuará el 19 de junio en dependencias del liceo, en tanto que el 26 del mismo mes los funcionarios y ex alumnos del establecimiento participarán en una cena de camaradería.

La historia del establecimiento se remonta al 01 de junio de 1940, fecha en que por decreto supremo se creó la Escuela Industrial, destinada a formar técnicos para el desarrollo de la provincia de Magallanes. Funcionaba en calle 21 de mayo con pasaje Bories, edificio que pertenecía a la Caja de Ahorro Nacional, hoy correspondiente a Bancoestado. Inicialmente albergó a 25 estudiantes en calidad de externo, medio pupilo e interno, quienes realizaban sus prácticas en la maestranza Minerva, ubicada frente al recinto.

A mediados de la década del cuarenta, el internado se trasladó a un chalet ubicado en el sector sur de la ciudad donado por la familia Braun. En este período, siendo alcalde Emilio Salles, se constituyó una comisión con el fin de interesar a los vecinos en la construcción de los talleres de la incipiente Escuela Industrial, gracias a ello en el año 1951 se comenzaron a impartir las clases de taller, tecnología y dibujo técnico en las nuevas instalaciones de calle Chiloé con Briceño.

A fines de la década del cincuenta, por el término del contrato entre el fisco y el Banco del Estado de Chile, las salas de clases de las asignaturas científicas y humanistas se trasladaron a un inmueble en avenida Colón, entre Lautaro Navarro y O’Higgins, local de la Sociedad de Instrucción Popular, junto con ello se dió inicio a la Escuela Nocturna de Formación Técnica.

En el intertanto, la Sociedad Constructora de Establecimientos Educacionales, por disposición del Ministerio de Educación construyó en los terrenos de 21 de mayo un moderno edificio, dotado de 12 salas de clases, un internado con capacidad para más de cien alumnos, un salón de actos, amplia cocina, comedor, laboratorios de especialidad, biblioteca, sala de estar, todo ello, adjunto a los talleres. Este edificio fue inaugurado en el año 1963. En un emotivo traslado, los alumnos dejaron las dependencias de avenida Colón, entonando el Himno de la Escuela, el Himno a Punta Arenas y la Canción Nacional, cruzando la calle 21 de mayo, para ingresar a las nuevas dependencias de su Escuela, renombrada como Escuela Industrial Superior.

Con los cambios del sistema educacional en la década del setenta y de acuerdo a la cantidad de alumnos, el establecimiento pasó a la categoría A, con la denominación de Liceo Industrial A6. Este mismo proceso de cambio trajo consigo la construcción de establecimientos con la modalidad técnica en otras ciudades de la región, razón por la cual, el internado dejó de funcionar.

El desarrollo tecnológico y social de la educación se ha adaptado a los cambios, incorporando otras especialidades en el área técnica con variaciones en la oferta curricular. Actualmente, el liceo está bajo la dirección del profesor Patricio Bórquez y en su modelo de gestión ha desarrollado un fuerte vínculo con el empresariado local impartiendo las especialidades Electricidad, Electrónica, Edificación, Mecánica Automotriz, Mecánica Industrial, Telecomunicaciones, Instalaciones Sanitarias, Construcciones Metálicas y Tripulantes para naves Mercantes, en modalidad dual. Lo que conlleva tiempos de aprendizaje y formación compartidos entre empresa y establecimiento.
Compartir