14 de Diciembre del 2018
CORMUPA SE REUNIÓ CON ORIENTADORES, TRABAJADORES SOCIALES Y PSICÓLOGOS DE EDUCACIÓN MUNICIPAL
AGOSTO
27
Para abordar Protocolo de Actuación ante situaciones de Maltrato Infantil y Abuso Sexual y el fenómeno de la victimización secundaria
En una jornada de trabajo realizada el martes 26 de agosto entre las 09.00 y las 12.30 en el auditorio de la Caja de Compensación La Araucana, la Corporación Municipal de Punta Arenas, a través de su Área Atención al Menor se reunión con orientadores/as, trabajadores/as sociales y psicólogos/as de establecimientos educacionales del sistema municipal.

Silvana Vera, Jefa del Área Atención al Menor destacó la alta convocatoria de la actividad y expresó su contento por la recepción de las y los profesionales asistentes, explicando que si bien el tema no está agotado, la labor está bien encaminada.

La reunión inició con la presentación del Protocolo de Actuación ante situaciones de Maltrato y Abuso Sexual Infantil, que realizó la asistente social del Área Atención al Menor Jimena González. Posteriormente, las profesionales del Centro de Atención de Víctimas del Ministerio del Interior, Carola Chandía y Marcela González expusieron sobre el fenómeno de la victimización secundaria dando ejemplos de cómo se victimiza a nivel de sistema.

Silvana Vera indicó que “aunque esté claro que el rol de las y los adultos es de proteger a niñas y niños, hay temores”. No obstante ello, planteado el desafío, el Área Atención al Menor se propone un plan que aborde dichas problemáticas para el año 2015.

Junto con ello, la directiva explicó que la instancia de trabajo permitió difundir el Protocolo de Actuación ante situaciones de Maltrato Infantil y Abuso Sexual, herramienta generada desde el Área Atención con el objetivo de contribuir a la protección y a la interrupción inmediata de situaciones de vulneración de derechos de las y los estudiantes del sistema municipal.

En este sentido, las comunidades educativas responsabilidades y tareas tales como operar el protocolo, difundirlo, incorporarlo al reglamento interno, informar a los apoderados en forma escrita y verbal, de la obligación de denunciar las situaciones de maltrato detectadas en el establecimiento educacional, mantener actualizada la nómina de apoderados y sus datos de contacto y realizar en forma permanente acciones de promoción de derechos, prevención y autocuidado.
Compartir