10 de Diciembre del 2018
ECOPOEMA LA VIDA ENTRE VENTANAS FUE PREMIADO EN CONCURSO PARRA 100 PRE PARRA
JULIO
21
Del estudiante Michael García Aguilar de 8vo básico de la Escuela Pedro Sarmiento de Gamboa
Michael García Aguilar, 14 años, estudiante de octavo básico de la Escuela Pedro Sarmiento de Gamboa, ganó el segundo lugar en el Concurso de Ecopoemas Parra 100 Pre Parra, enmarcado en la XVIII Feria del Libro Dinko Pavlov, que organizó la I. Municipalidad de Punta Arenas, con el texto La vida entre ventanas.

Según lo explicado por su autor, el poema cuenta la historia de un adulto de edad avanzada cuando jugaba en el campo sin preocupación, el viento no estaba contaminado y él vivía tranquilo, en contraste con un presente que lo mantiene encerrado bajo un cielo sin Sol y donde siente que la vida se le está acabando.

El alumno Michael García dijo que “las personas están tan encerradas y solas que yo tomé todo eso y me inspiré. Por ejemplo si tú miras Santiago desde arriba hay una capa de edificios que cubre la ciudad. Vivimos encerrados en computadores, PlayStation…, pero algunos recuerdan los campos”.

El joven indicó que su idea no es ser poeta, sino arquitecto, porque le gusta mucho el dibujo y crear, sin embargo, la poesía ha sido una de las tantas cosas que vino a su cabeza y logró concretar, pues en ese sentido no se pone límites. Asimismo, destacó que la literatura le ayudó a sentirse bien y ganarse el respeto de los demás, en tanto agradeció a su profesora Magdalena Harambour Caipillán por haberle dado la oportunidad de triunfar y a la escuela Pedro Sarmiento de Gamboa por apoyar el proceso y hacerle sentir que siempre estará acompañado.

Por su parte, la docente Magdalena expresó su contento con este premio del alumno, destacando a su vez que de la escuela Pedro Sarmiento de Gamboa presentó 17 trabajos, ya que la participación fue considerada en la planificación del año para los niveles de 7mo y 8vo. “El trabajo que se hizo en la sala fue presentarles a Nicanor Parra a través de su vida y obra, analizamos los contenidos y luego vino el incentivo para participar en el concurso literario. Luego se hizo un trabajo en la sala, donde les presenté la temática y los dejé crear. Al momento de recepcionar las obras yo quedé sorprendida con la calidad de las creaciones”, indicó la docente, una apreciación con la que coincidieron los jueces del certamen.

“Hay que sacarle el jugo a la creación. Ellos están tan acostumbrados a que todo esté dado, porque son parte de una generación donde todo es rápido, entonces al principio costó el hecho de crear”, expresó Magdalena, sin embargo el resultado final fue de un gran vuelo literario que compitió al mismo nivel de los trabajos de estudiantes de enseñanza media. Finalmente la profesora indicó que “este reconocimiento es el puntapié inicial para que ellos sientan que son capaces y pueden lograr lo que quieran”.

LA VIDA ENTRE VENTANAS

Con la mente sin esperanza y envidia
en mi cuadrado de cemento
miro a la ventana…
no miro nada más
que otras ventanas.

Miro al cielo, no veo nada,
sólo el cielo gris
que se refleja en mi ventana

Recuerdo mis tiempos
donde nada les preocupaba,
cuando jugábamos en los campos
con las hojas planas.

Miraba el agua del río
¡y me encontraba!

Los rayos del sol golpeaban
mi ventana,
el ruido de los árboles que me llamaban
y el aire fresco que me aliviaban

En la noche las estrellas
que me alumbraban,
salía la señora de plata
que me emocionaba

¡Crecí! ya yo no era nada,
el mundo cambiaba,
¡yo cambiaba!
con la mente sin esperanza y envidia
encerrado
en mi cuadrado de cemento…
miro a la ventana,
miro,
no miro nada más
que otras ventanas

El mundo cambió los campos
sin árboles y en venta,
ya queda poco,
me iré a esos campos
que tanto extrañaba.

Autor: Michael Brian García Aguilar
Compartir