20 de Abril del 2021
ESCUELA PATAGONIA CUMPLIÓ 93 AÑOS AL SERVICIO DE LA EDUCACIÓN
JULIO
05
Con grandes desafíos en gestión y logros educativos
La Escuela Patagonia fue fundada el 5 de julio de 1920 en una pequeña construcción ubicada en el “Cerro de la Cruz”, albergando por aquel entonces alrededor de 250 alumnos. En la actualidad se ubica en el antiguo barrio Prat, en un moderno edificio de más de 3.200 metros cuadrados de construcción, con una matrícula de 696 alumnos distribuidos de kínder a octavo año básico y una planta funcionaria de 61 personas.

En la celebración de sus 93 años al servicio de la educación, el 27 de junio el establecimiento realizó una campaña solidaria que contó con una alta adhesión de las y los estudiantes, quienes asistieron de color, aportando con alimentos no perecederos, destinados a la ayuda de grupos familiares que cruzan problemas económicos. El 3 de julio se llevó a cabo la tradicional velada de celebración, en tanto que el 4 de julio, la escuela realizó un evento artístico que contó con la presencia de la Banda Instrumental del Liceo Polivalente “Sara Braun” y a continuación se procedió a la búsqueda de talentos artísticos. Así lo informó la directora de la escuela, Miriam Beltrán Leal, explicando que una de las actividades del programa se postergó para el regreso de vacaciones y que consiste en un concurso interno de operatoria y resolución de problemas, dirigido a 5º y 6º años.

Asimismo, la profesora Beltrán puntualizó que los ejes de su gestión están dados por liderar el proyecto educativo de la escuela, dar cumplimiento al convenio suscrito el 28 de marzo del 2013 en la línea de organizar, supervisar y evaluar el trabajo del personal docente y de los asistentes de la educación. Junto con promover y asegurar un buen clima de convivencia para todos los integrantes de la comunidad educativa.

Finalmente, indicó que los desafíos de la Escuela Patagonia apuntan a “fortalecer la gestión escolar orientada a resultados de calidad; asegurar las condiciones necesarias para que todos los agentes de la comunidad educativa tengan claridad y se comprometan activamente en hacer posible que todos nuestros alumnos aprendan y desarrollen al máximo los conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes, haciéndonos responsables de mejorar los logros educativos, a través de prácticas de revisión y evaluación permanente de los procesos de la escuela”.
Compartir